La atención y el TikTok

La atención es una de las capacidades más importantes para el aprendizaje y desarrollo humano.

La atención es el «input» o canal de entrada perceptual al cerebro del medio ambiente. Necesito tener concentración varios minutos para recibir y entender información recibida por canales como la vista, oído, tacto y sistema propioceptivo (información interna de la postura corporal y músculos).

Gracias a la atención, el cerebro recibe la información de una lectura, una conversación o una clase y la procesa para ser comprendida, almacenada y recordada.

El tiempo promedio que el ser humano es capaz de poner atención a una cosa o tarea sin distraerse es de 20 a 30 minutos.

Sin embargo, en los últimos años se ha reducido a segundos por el uso excesivo de aplicaciones como los videojuegos, Twitter, WhatsApp, Instagram, Snapchat y TikTok.

Twitter es un ejemplo con sus 280 caracteres, lo que equivale a unas 50 a 70 palabras máximo.

WhatsApp es otro ejemplo de que no necesitamos periodos largos de atención con sus mensajes cortos, abreviados y el uso de emojis.

Esto hace que nuestros hijos se entrenen a leer textos muy cortos y, claro, su atención se limita a leer menos.

El TikTok es la aplicación más popular entre niños y adolescentes en los últimos dos años y se acentuó más con la pandemia.

Consiste en pequeños videos con duración de hasta 3 minutos, sin embargo, el promedio general es de 13 a 15 segundos. Nuestros hijos sólo necesitan menos de 20 segundos de atención para poder recibir la información.

La revista Forbes considera al TikTok la nueva «cocaína digital» por el nivel muy alto de adicción que provoca. Cada vez que vemos un video nuevo o nos reímos, el cerebro recibe una fuerte cantidad de dopamina.

La dopamina es un neurotransmisor que produce sentimientos de placer y es considerado el centro de recompensas más importante del cerebro y nos motiva para hacerlo una y otra vez más.

La novedad es la actividad más estimulante y placentera que nuestro cerebro desea experimentar.

TikTok está diseñado para que la atención sea corta y refuerza constantemente el placer para que nuestro cerebro lo realice continuamente y genere dependencia y adicción.

– ¿Cómo nuestros hijos podrán desarrollar su máximo potencial si únicamente perciben el mundo con pocos segundos?

– ¿Podrán leer tres páginas con comprensión?

– ¿Podrán disfrutan una película dos horas?

– ¿Podrán aprender de una conferencia de una hora?

– ¿Podrán mantener una conversación con alguien por minutos? ¿Podrán atender la exposición de 50 minutos de un maestro y comprender la lección?

Creo que su conocimiento será segmentado por segundos de atención. Cuando en mis clases pregunto a mis alumnos lo explicado 10 minutos antes, explican información parcial e ideas incompletas.

Pongamos a nuestros hijos a leer páginas de un libro, escuchar una conversación, evitar distractores cuando toman una clase y cuando hablemos con ellos pedirles que nos miren a los ojos y no a la pantalla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =

Volver arriba