¿Son diferentes los adolescentes hoy? 

La mayoría de los padres piensan que sus hijos están viviendo situaciones y riesgos muy parecidos a los que vivieron cuando tenían su edad. La adolescencia es una etapa maravillosa de transición a la vida adulta y grandes cambios físicos, cognitivos y emocionales, sin embargo, es la etapa más peligrosa que impulsa a tomar decisiones incorrectas por su pobre madurez del lóbulo frontal.

Los papás debemos estar alerta, ya que los adolescentes se enfrentan a retos y peligros que muchos de los adultos podemos desconocer porque los tiempos de hoy son muy diferentes que hace 30 y 40 años.

A continuación, mencionaré nueve situaciones con los que nuestros hijos tienen que lidiar y que muchos desconocemos:

1. La privacidad no es algo importante. Cuando los adultos éramos adolescentes era muy importante cuidar nuestra integridad personal. No existía el riesgo de que nuestra persona fuera expuesta al público a nivel mundial. Muchos argumentan que este cambio en las normas sociales tiene que ver con la influencia de la pornografía.

2. Sexting, packs y nudes. Varios estudios nos indican que existe entre los adolescentes una gran presión para enviar imágenes y videos explícitos a través de las redes sociales en busca de aprobación, «likes» o aceptación entre sus compañeros y amigos. Esto no existía cuando los papás de hoy éramos adolescentes.

3. Los niños están expuestos desde pequeños a una gran cantidad de contenido sexualizado en redes sociales, programas de televisión, internet y películas. Existe una mayor presión en responder a estereotipos de imagen corporal que cualquier generación anterior.

4. La pornografía es más cruda y explícita que antes. Desde el momento que tienen celular o tableta nuestros hijos están expuestos a páginas pornográficas catalogadas como «hardcore» con sexo explícito, sadismo y masoquismo. Antes los adolescentes buscaban la pornografía y ahora la pornografía busca a nuestros hijos sin su consentimiento. Hoy el acceso es inmediato e infinito. Para ver todos los videos pornográficos en una sola página necesitaríamos vivir 180 años viéndolos las 24 horas del día.

5. La violencia está presente en todas sus formas: en los cientos de canales, noticias, YouTube, videojuegos, pleitos que ocurren en las escuelas y son compartidos en todas las redes sociales. La violencia se ha convertido en una reacción «natural» ante cualquier problema y frustración. ¿Cuántos de nuestros hijos vieron la escena de Will Smith en la entrega de la ceremonia del Óscar el mes pasado?

6. El internet y celular son su vida. Su relación con el mundo es y será en línea. Su conexión es 24/7 sin importar si están dormidos, tomando una clase presencial o a distancia, estudiando, haciendo tarea o en comida con su familia.

7. Los adolescentes resuelven sus problemas vía Google. No buscarán la orientación o resolver sus dudas con un adulto sino que recurrirán a un video de YouTube que les puede enseñar lo que sea. Es muy importante que siempre tengan wifi o datos en su celular para encontrar respuestas en forma inmediata.

8. Abandonados por sus padres. Muchos adolescentes se sienten solos por sus papás que están distraídos por sus celulares y están menos conectados.

9. Aumento de enfermedades de salud mental. Es impresionante el aumento de trastornos emocionales entre los adolescentes como ansiedad, depresión, baja autoestima, estrés, adicciones, soledad y hasta pensamientos suicidas.

Los padres debemos ser conscientes que los tiempos son muy diferentes y estar preparados para enfrentarlos y saber cómo preparar a nuestros hijos a defenderse en este mundo más difícil para ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 2 =

Volver arriba