¿Por qué postean amenazas?

En las últimas semanas he recibido una gran cantidad de mensajes de directivos de escuelas donde sus alumnos adolescentes postean imágenes de ellos con armas en sus manos o envían mensajes amenazadores de violencia a sus compañeros o a la escuela. ¿Por qué lo hacen? ¿No saben que la sociedad está muy sensible ante este tipo de imágenes o mensajes? ¿No tienen conciencia de las posibles consecuencias o medidas disciplinarias pueden caer sobre ellos? Claro que lo saben. Entonces, ¿Por qué lo hacen?

En agosto del año pasado, en el estado de Florida un estudiante de 16 años posteo un video sacando un arma en su salón de clases y apuntó a sus compañeros. En seguida la guardó. En ese momento nadie se dio cuenta de lo que hizo. Sin embargo, a las pocas horas posteó ese video en el Snapchat y lo publicó. Al descubrirlo, lo arrestaron y un terapeuta le preguntó el motivo y contestó: “Era una simple broma.” Este chico ya había sido expulsado de otra preparatoria por haber llevado 44 balas a su clase. Otro chico llamado Vinny de 15 de New Jersey posteó una fotografía en Instagram de él y portando un revolver con su dedo en el gatillo. Fue puesto en custodia, expulsado de su escuela y presenta cargos legales por haber creado una amenaza pública falsa. En pocas horas tuvo más de 8 mil seguidores que lo alentaban en tomar venganza de los que se burlaban de él. Ahora su familia vive la “peor pesadilla.” En un solo mes las escuelas del estado de New Jersey han recibido más de 200 mensajes de amenaza y más de una docena de estudiantes de 12 años han sido acusados de ser protagonistas de intimidación a sus compañeros y maestros. Al preguntarle el por qué posteó es imagen contestó: “No pensé que fuera algo malo. Si lo hubiera sabido, jamás lo postearía.” En agosto del año pasado, Keegan de 15 años posteó un selfie en el Sanpchat con la oración: “No están preparados lo que pasará mañana” con un Emoji sonriendo y con lentes oscuros. Cuando llegó la policía  a su casa se sorprendió y les dijo que no tenía ninguna intención de hacer algo, simplemente quería llamar la atención y que hablaran de él. Postear en redes sociales tiene una razón más que comunicar ideas o experiencias de vida. Busca el reconocimiento, la admiración, “likes” y fama sin importar las consecuencias y su justificación válida es: “Era una broma” o “no pensé en las consecuencias.” Son miopes cognitivos ya que solamente ven su realidad a pocos centímetros de sus ojos. Creen que tener algunos minutos de fama o cientos de “likes” es suficiente para justificar cualquier acción. Papás es una advertencia a todos nosotros: Un chico que vive sin experimentar en carne propia consecuencias negativas de sus malas decisiones, crecerá con la creencia que todo se vale y nunca pasa nada. Todo chico que toma una mala decisión debe vivir una consecuencia negativa para que aprenda la lección y no cometa el mismo error en el futuro. Es la ley de la vida, si trabajo bien, me pagarán un buen sueldo, pero si trabajo mal perderé mi empleo. Un adolescente sobreprotegido por sus padres y evitan que su hijo experimente una lección de vida, crecerá con la convicción que todo se vale mientras los justifiques diciendo: “Era una broma o no sabía de las consecuencias.” 

 

Familia21

Sección Vida

Periódico El Norte

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    13 + 10 =