Lo positivo y lo negativo

Los videojuegos constantemente son atacados y acusados como causantes del incremento de violencia y agresividad en niños y adolescentes. En la mayoría de las masacres ocurridas en escuelas en los Estados Unidos y en el mundo inmediatamente voltean a ver a la tecnología como origen de las conductas destructivas de esta generación. Sin embargo, existen sus pros y contras dependiendo del juego. ¿Cuál es la recomendación hacia los padres de familia con respecto a comprar o no videojuegos a los hijos? Lo más importante es que los padres, maestros, entrenadores y psicólogos se informen sobre su contenido especialmente los más populares actualmente como el Fornite”, “Minecraft o “Grand Theft Auto (GTA).” Todos los adultos debemos estar familarizados con las actividades de nuestros hijos, así como los amigos de nuestros hijos especialmente todo relacionado a la tecnología. Una pequeña pregunta papás: ¿Cuántos de nosotros sabemos qué es el “Tik Tok”? Es una red social que consiste en grabarse video con promedio de 15 segundos y subirlos para que otras personas lo puedan ver. Hoy es la moda. Nuestros hijos desde muy pequeños están expuestos a esta aplicación, a pesar de que la edad permitida es para mayores de 13 años. El videojuego “Grand Theft Auto” ha vendido más de 105 millones de copias en todo el mundo. Cada vez más personas participan en “League of Legends” que salir al parque a jugar. Aún más, observo que los chicos prefieren ver cómo dos “gamers” (jugadores profesionales de videojuegos) se enfrentan uno al otro por horas. Eligen mejor ver que jugar. Sin embargo, tienen algunos puntos positivos:

1. Les ofrece una interacción global y se conectan con personas de otras partes del mundo.
2. Proporciona la oportunidad de desarrollar estrategias para la solución de problemas y creatividad
3. Apertura a otras culturas e ideologías
4. Sentimientos de satisfacción ante logros y avanzar de nivel

Pero también hay factores negativos de los videojuegos que tenemos que tener cuidado:

1. Poder conectarse con la comunidad es positivos, pero el videojuego puede ser tóxico. Jugadores anónimos critican y humillan a los demás.
2. Muestran conductas destructivas en escenarios sociales sin enseñar las consecuencias de sus decisiones. La violencia y agresión se convierte en algo recreativo y estimulante.
3. Despierta la fantasía que pueden hacer todo lo que le plazca y percibirlo como algo normal.
4. Los videojuegos son adictivos. Incrementa la dopamina del cerebro y lo predispone a su dependencia como lo que hacen las maquinitas de apuestas de las Vegas.

Recomiendo que antes comprar o permitir que descargue un videojuego lean las instrucciones, la edad y analicen sus pros y contras. Importante vigilar el tiempo de uso y su contenido. Una buena idea es que jueguen junto con su hijo para que descubran los pros y sus contras. La culpa no es de nuestros hijos sino de nosotros, papás, que dejamos en sus manos un material con muy pocas ventajas y una gran cantidad de riesgos.

Familia21​​​

Sección Vida            

Periódico El Norte

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    16 + tres =